Los timos más frecuentes en Madrid

Qué Madrid es una ciudad preciosa eso lo sé yo, lo sabes tú y lo sabemos todos, pero hay muchas veces que nuestras grandes fortalezas son nuestras mayores debilidades. Es por eso que, debido a la belleza de la ciudad, Madrid recibe millones de turistas al año, o lo que es lo mismo, recibe millones de víctimas para muchos timadores que viven en la ciudad.

Si quieres que tu visita a la ciudad no se vea truncada por un susto, presta atención a esta lista de los timos más frecuentes en Madrid.

Aunque muchos de ellos son inevitables, pese a que andemos por sus calles con todos los sentidos activados, es conveniente conocer cuales son los timos más habituales para así ser un poco más precavido e intentar evitarlo.

  1. Precios libres en bares y restaurantes
    sobre todo en las zonas más turísticas, algunos hosteleros se están inventado totalmente el precio de sus productos. Pasan desde cobrar precios desorbitados por el pan, por cobrar el agua del grifo que es totalmente ilegal, obligando a los clientes a consumir un menú por persona cuando no hay ninguna ley que lo establezca o, incluso, venden supuesta comida típica a precios astronómicos.
  2. Falsas ofertas de trabajo
    Si estás pensando en venirte a vivir a Madrid, seguramente una de tus principales preocupaciones sea encontrar trabajo. Presta mucha atención a todas las ofertas que encuentren. Cada vez más y más están surgiendo ofertas que son totalmente falsas e, incluso, se está poniendo de moda la descabellada idea de pagar por hacer una entrevista de trabajo. Pide referencias de la empresa e intenta ponerte en contacto con trabajadores que hayan estado allí antes.
  3. No compres móviles en la calle
    Ni el Iphone se vende por 100 euros, ni el último Samsung que acaba de salir al mercado. Aunque es una tradición bastante extendida en destinos como Italia y ha sido fuertemente perseguida, en Madrid se ha asentado con fuerza. Si encuentras a alguien que te ofrece un dispositivo móvil por precios de risa, no te lo creas. Esto no es Media Markt y puede que sí que seas tonto.Todos los móviles que te ofrezcan en estas situaciones son móviles que han sido previamente robados, así que, en algunos casos, puedes encontrarte ante un conflicto con las fuerzas de seguridad. Si ves a alguien haciendo esta práctica ¡denúncialo! En Madrid hay mucha policía merodeando por las calles, así que acércate a alguno de ellos y coméntaselo.
  4. Controla tus conversaciones con números desconocidos
    Con la aparición del fenómeno de la geolocalización, existen centenares de aplicaciones que saben en todo momento donde estamos. Esto provoca que los timadores sepan donde estés y aprovechen la situación para llamarte en referencia a algo que vayas a hacer en los próximos días. Es por eso que debes evitar contar cuales son los planes que vas a llevar a cabo durante tu viaje. Estás dando demasiada información a gente que solo quiere tu cartera.
  5. Presta atención en los cajeros
    Los índices de este tipo de delitos, la verdad, han descendido de una manera exagerada gracias a la presencia de cámaras en los cajeros automáticos de los bancos, pero aun así siguen sucediendo y siguen siendo la causa de algunos de los sustos en la capital. Así que toda precaución es poca cuando vayas a sacar dinero a alguno de ellos.
  6. Fíjate en los taxis
    Hecha la ley, hecha la trampa ¿no dicen eso? A pesar de que se intauró el taxímetro como algo obligatorio para los taxis hace unos cuantos años, los avances tecnológicos han permitido que este pueda ser trucado y, aunque no es un práctica habitual en Madrid, hay algunos taxistas que sí que lo pueden hacer. Por eso no debes dejar de prestar atención al taxímetro y como la cantidad va subiendo poco a poco.Por ejemplo, en trayectos como Aeropuerto – centro de la ciudad el precio viene establecido por ley.
  7. Los típicos
    Hay timos que pasan aquí y en Pekín. Entre los habituales encontramos los triperos, la conocida pulsera de la amista a cambio de la cual tienes que dar un donativo, la mancha en la camisetalas falsas inspecciones de habitaciones de hotel y los archiconocidos carteristas. Por eso, en calles extremadamente transitadas hay que andar con 20.000 ojos puestos y siendo consciente de donde están nuestras pertenencias.
  8. Esta dirección no existe
    Aunque creemos que estos tipos de timos son típicos de países no muy desarrollados, lo cierto es que en Madrid siguen ocurriendo cosas como estas. Más que en hoteles, sobre todo en apartamentos. Los propietarios de los inmuebles se inventan direcciones ficticias con el fin de cobrar un alquiler que nunca va a suceder. Es por eso que lo más recomendable es hacerlo a través de grandes portales como Booking o Airbnb, ya que si sucede algo estas empresas responderán por ti.
  9. Sólo compra entradas autorizadas
    Otro de los timos más conocidos son la venta de entradas o la re-venta en las puertas de grandes partidos, por ejemplo. Si no compras las entradas en puntos de ventas autorizados, el precio se puede hasta quintuplicar al original, o en el peor de los casos, puede que estés adquiriendo una entrada que sea totalmente falsa. Esto hará que te quedes sin dinero y sin poder acceder a las instalaciones.

Pese a todo lo que te he contado, Madrid es una ciudad segura. De hecho, tal y como dice aquí, se encuentra entre las 6 ciudades europeas más seguras de Europa.

¿A qué esperas para perderte entre sus calles?

Feliz día

Vicent Bañuls

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *